viernes, junio 22, 2007

Truchas


sección de fotgrafía, de chompchomp.us


Pero si de posicionamiento hablamos... ¿qué decir de aquellas marcas que "parasitan" el posicionamiento de las líderes? Aquí en el Río de la Plata tenemos un calificativo para definir a lo que no es auténtico e intenta pasar por tal: lo trucho.

Chompchomp ha posteado algunas fotografías de fake brands (¿marcas imitadoras?) que circulan en China.

Visto en Newstoday.

8 comentarios:

Mauricio dijo...

Hola!

Lo que más hay....por acá, se vienen de china y principalmente por la puente de la amiztad aalá en Foz do Iguaçu. (la mala gente de acá dice que los de allá entraron apenas con la amistad, pero es otro tema)

Es un comércio-máfia gigantesco.

Un abrazo

Federico Díaz Mastellone dijo...

Hola Mauricio...

Sí, es verdad no tiene nada de inocente esta actividad... ni en la formas de producción, ni en la comercialización...

Gracias por el comentario :)

Paul M. dijo...

nosotros (en España) las llamamos marcas piratas y quizá no tengan nada de inocentes, pero muchas veces sí que lo tienen de creativas... aunque sólo sea en el modo de dar con un nombre que se confunda con el original y suene bien ;)


un saludo,

Federico Díaz Mastellone dijo...

Hola Paul M.

Coincido con vos. A lo que se refería Mauricio (creo) es a que, por ejemplo, las "marcas piratas" utilizan las mismas formas de producción esclavista, evaden impuestos y son anti-ecológicas... como las marcas que criticamos. De ahí lo de la "no inocencia".

De cualquier manera, si es cierto que tienen algo de "Robin Hoodescas" porque les roban a las marcas más ricas... ¿verdad?

Gracias por el comentario ;)

Julio Ferro dijo...

Veamoslo por el otro lado:

si existen y se venden es porque hay quien no solo las compra ,sino que demanda. Es decir, el comprador de una marca trucha "cae inocentemente" en la trampa? No, no lo creo. Tenemos una cultura visual que detecta al instante los clones.
Es una realdad. Como las marcas contribuyen a definir la identidad personal, estas son el camino mas corto. Resuelven lo inalcanzable para muchos para que se pueda responder "yo tambien" y por extensión "yo soy".

Lo complejo es el alcance de la propiedad. Hablamos de productores que invierten en investigcion, disño y desarrollo, cosa que lleva su platita. El que trucha, tiene amortizado ese costo.

Y ojo que Robinhoodezco podes decirlo mientras no te tocan tu marca. Porque hasta las marcas chicas lo sufren. Basta una vueltita por las ferias de Retiro, Once o La Salada. Ahi podes comprar productos Louis Vuitton que ni el mismo Louis Vuitton produce, y tambien remeras de Tercer Ojo o A+.

Federico Díaz Mastellone dijo...

Coincido, Julio...

Las "truchas" hace alcanzable lo inalcanzable para quien no puede pagarlo.

Y tenés razón... Robin Hood es un personaje de ficción, todos sabemos que las flechas no saben distinguir entre los buenos y los malos :)

En todo caso, le daría un giro más a la cuestión, a las marcas grandes (si bien pierden plata) "les sirve" que todo ese segmento de consumidores al cual no podrían llegar, queden ligados afectivamente. Son potenciales consumidores que ni bien tengan el dinero van a ir a comprar un original y no la copia.

julio ferro dijo...

100% d'accord. Les sirve, a las grande les sirve en lo que bien decis es un capital emocional que ganan sin necesidad de vender el producto, pero venden lo intangible.

Ahora, como potenciales clientes no lo veo. Aunque el producto se abarate, siempre habra un remplazo que ocupe el puesto de "ese objeto del deseo" para que la rueda siga dando vueltas. Capitalismo le dicen.

Pongamosle, si al iPod lo ponen al precio de un clon, ya no vale lo mismo para el que compra trucho, aunque sea el original. Es como cuando al final te levantas a la mina imposible: pierde el atractivo y vas por "nuevas sensaciones" porque resulto que no era taan inalcanzable.

Es un tema interesantisimo el de las marcas de lujo y como se estan moviendo hacia la tecnologia y su cruce con las truchas.

Saludets

Federico Díaz Mastellone dijo...

Si... Julio, tenés razón. Ni ellos son potenciales consumidores de "lo top", ni nadie lo es por mucho tiempo... porque, como decís vos, "el deseo" es deseable, "no alcanzable" por definición; Y las marcas se ocupan de que siempre haya algo más nuevo y mejor que lo anterior.

Interesante y extenso tema el del consumo simbólico y el de la marca como constructora de identidad... ¿verdad?

Gracias por engancharte ;)