martes, septiembre 04, 2007

¡Oh, no! 2016


composición con sección del escudo del ayuntamiento de Madrid y silueta de oso, por Federico Díaz Mastellone


¿Cómo comentar esta noticia sin que alguien se sienta tocado en su orgullo nacional? Bueno... ahí vamos.

Como lo mencioné hace poco, la ciudad de Madrid se presenta como candidata a anfitriona de los Juegos Olímpicos del 2016. La marca que la representará en este proceso, curiosamente, se concursó de forma absolutamente abierta. Incluso les está permitido a los habitantes elegir las propuestas finalistas -entre las casi 2700 presentadas (¡!)-. Hace poco se dieron a conocer las diez piezas finalistas.

Y me pregunto... ¿No habla de la seriedad de la organización la forma de construir la identidad de un evento de tamaña importancia? ¿Puede quedar librada a los vaivenes del gusto personal la imagen que le contará al mundo cómo es Madrid?

Visto en Pixtorm, vía Alt1040, vía Magnoliart.

14 comentarios:

Cristina - Tumundoesonline dijo...

Aquí una madrileña que en absoluto se siente ofendida por la reflexión. De hecho, ayer vi por primera vez los logos en una marquesina junto con un "manda SMS y vota por tu favorito"...

1. Son bastante horrendos.

2. ¿Por qué todo últimamente funciona así? ¿Acaso todos tenemos criterio?

(volveré para explayarme :P...)

Un saludo!

Carlos Carpintero dijo...

Lo más triste: la confusión entre marca y logo. Lo más gracioso: los epañoles van a pagar 30.000 euros al ganador. Es como pagarle a un médico brujo para que a través de un conjuro te cure, en lugar de invertir en una tomografía y un neurocirujano. Que a veces no hay buenos médicos lo acepto, ni tampoco buenos diseñadores. Pero eso no hace que cualquiera pueda ejercer la medicina ni el diseño en proyeos de alto nivel y gran complejidad.

Federico Díaz Mastellone dijo...

Hola, Cristina...

Gracias por tus consideraciones.

Creo que lo que principalmente llama la atención es que NO se trata de un país (España) con una "escasa cultura" en imagen institucional, más bien todo lo contrario. De hecho hay cientos de estudios españoles y profesionales del diseño que trabajan de una forma muy seria y hubieran sido capaces de resolver de una manera mucho más "digna" este requerimiento.

Esperamos ansiosos por tu "explayación", Cristina :)

Un saludo.

Julio F dijo...

No deberia sorprendernos tanto esta decision teniendo tan fresquito el caso del INCREIBLEMENTEESPANTOSO logo para Londres 2012. Como seleccionaron a Wolff Ollins y dado el resultado, se armo el escandalo. Sumenle a la indignacion las 400.000 libras que embolso el estudio salidos de los impuestos.
La famosa nota de la BBC

Para ahorarrse escandalos y para poder echarle la culpa al soberano ante posibles bostas visuales, se hace esto y listo el pollo.

Federico Díaz Mastellone dijo...

Hola, Carlos...

Comparto totalmente. Ahora, ¿Si ésto es, para casi todos, tan evidente... cómo es que pasó todas las instancias de la toma de decisiones?

No es esperable que cada político esté formado en identidad corporativa, pero lo que no se entiende es que no tenga asesores capacitados para resolver cuestiones de esta índole.

Federico Díaz Mastellone dijo...

Hola Julio...

Oh, si 2012... ¡Cómo olvidarlo! remember-remember... :)

Nos queda el consuelo de no sentirnos "tan en el tercer mundo" cuando pasa algo así por estos lares :)

Gracias por el comentario.

Anónimo dijo...

Ya tuvieron problemas con lo que fue/es la eleccion del Gobierno de España. Tuvieron que tomar el elegido coomo base para que lo haga un DG profesional.....

Esto de hacerlas abiertas y gratuitas puede ser un desastre, bue!...queda claro que es un desastre.

Angus.

Federico Díaz Mastellone dijo...

Hola Angus...

Creo que todo lo que tenga que ver con la identidad de "lo público", sea de un evento, sea de una institución gubernamental, tiende a generar polémica y multiplicidad de objeciones, conforme "todos" los involucrados sienten/sentimos que ese sistema identatario "nos debería" representar.

Recordemos, sin ir más lejos, Marca País Argentina :)

Julio Ferro dijo...

El consenso para estas cosas lo veo tan jodido como cerca de lo imposible. La única que recuerdo que todo el mundo le sigue guardando cariño es la inoxidable I Love NY de Glaser.
Te acordas de algun otro caso asi? Digo, mas allá de lo formal. Porque se me viene la de España "Mironiana".

Federico Díaz Mastellone dijo...

Sí Julio, justamente a eso me refería: un proceso de rediseño de identidad de "lo público" casi nunca conforma a todos... Esto es así y los políticos que lo encaren deben tener el coraje de saber que serán cuestionados.

En ese sentido, actitudes como la del concurso público dejan de verse como "tan" abiertas y pluralistas, para ser leidas como faltas de compromiso, cuando no como acciones de demagogia barata.

Anónimo dijo...

Londres se llevó el gato al agua

Anónimo dijo...

Hola a todos!!

Os escribo desde Jerez (España)
Federico ayer leí estos comentarios sobre el logo de Madrid y hoy he encontrado esto:

http://www.elpais.com/articulo/espana/Parecidos/razonables/elpepuesp/20070913elpepunac_5/Tes

huele a chamusquina cierto?? qué poco arte!!!
no se comieron mucho la cabeza desde luego.. cosas así resta credibilidad al sector diseño y luego así mi padre viene y me dice sacándome la lengua: ¿y en eso quieres trabajar tu!!?? O_o

saludos

Ana

Federico Díaz Mastellone dijo...

Hola Ana...

Gracias por la reflexión y por la nota, que por cierto está muy interesante.

Veo que, por lo visto, el diseño no es bandera en ningún sitio. ¡Qué pena que haya asesores para todo, menos para la identidad! :)

Federico Díaz Mastellone dijo...

Sobre Londres, echemos un manto de piedad... :)