domingo, diciembre 24, 2006

El árbol navideño


sección de fotografía antigua


Tal como ocurrió el año pasado, quería hoy reflexionar sobre alguno de los elementos rituales del festejo de la Navidad. Esta vez es el árbol.


Simbólicamente es el punto de unión entre los tres reinos: cielo, tierra e inframundo, es un eje alrededor del cual se organiza el cosmos (axis mundi). Alude a la unión del cielo y la tierra pues hunde sus raíces en lo bajo y se eleva hacia las alturas; [...] *

Parece ser nomás que esta tradición también nos llega de los nórdicos, quienes antiguamente decoraban sus arbolitos con pan, frutas y adornos. La imagen más común que reconocemos tiene que ver con un abeto, especie que mantiene su follaje verde aún en los crudos inviernos mientras muchas otras no lo hacen. Es por eso también que representa a la vida.


Para los antiguos germanos, un árbol gigantesco sostenía el mundo (concepto de eje arriba descrito) y sus ramas sostenían las estrellas, la luna y el sol. Esto esplica la costumbre cristiana de poner luces al árbol de Navidad. *

Lutero, los druidas, la Reina Victoria


sección de ilustración antigua


Algunos dan como precursor de esta tradición a Martín Lutero, que para recuperar las tradiciones germánicas, habría decorando con manzanas los árboles navideños; como símbolo también de la gracia que recibieron los hombres con la llegada de Jesús. En la zona franco-germánica de Alsacia para ese entonces, varias familias ya se reunían en torno a un árbol en Navidad, tradición heredada de los druidas (sacerdotes celtas) para entrar en comunión con Dios. De cualquier manera el impulso decisivo probablemente debamos atribuíselo a la Reina Victoria de Inglaterra, que ciertavez mandó ubicar un árbol en palacio decorado con velitas y otros finos adornos.

La cristiandad también esgrime sus argumentos. Para la religión el árbol navideño se asocia al árbol de la vida que se hallaba en el centro del Jardín del Edén, desaparecido luego del suceso de la fruta prohibida, etc. La Navidad es la oportunidad de recobrar (simbólicamente) los dones perdidos y vover a la gracia de Dios. La estrella que se coloca en la punta del árbol representa a la estrella de Belén que anunció la llegada del Salvador y guió a los Reyes Magos.

* Las citas pertenecem a la nota Árboles de Navidad, por Julio Sánchez, para la revista Wipe N°114, Diciembre 2006.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Fede, felicidades para este nuevo año! Estamos acostumbrados a la calidad de tus posts, por lo que te confirmo que seguimos con vos el año que viene, je :)

Que la pases muy bien con tu flia, salu2 desde Santa Fe

DG Marcelo Mataloni
mmataloni@milkaut.com.ar
palabraccion@gmail.com

FEDE dijo...

Gracias, Marcelo... "un viejo amigo de El Burlador"

Felicidades para vos y los tuyos también. Y lo mejor para este 2007...

Anónimo dijo...

Felicidades, profesor.

FEDE dijo...

Muchas gracias, Profesor Carpintero, lo mismo para Ud. y para su hermosa familia...

:)

Saludos.