viernes, enero 23, 2009

Bravuconada


sección de fotografía, por Federico Diaz Mastellone


Estoy diseñando un afiche. La tarea presupone, a partir de una operación sencilla, captar la atención del destinatario con un discurso que debería estar cimentado en alguna de las tres acciones que fundan el decir retórico: informar, persuadir y conmover. Claro que... evidentemente los primeros rétores de la Grecia Clásica no conocían aún la "retórica macrista". Si no, desde ya, hubieran incluido la acción de "amenazar" como otra forma de apelar a la audiencia :) Click en la imagen para agrandar.

4 comentarios:

Carlos Carpintero dijo...

Gráfica amarilla,

Ariel H. dijo...

La amenaza es una técnica para usar sutilmente, no de manera tan agresiva, ya que si bien logra el objetivo de llamar la atención, generalmente el efecto es contrario al que se busca. Es decir, la violencia engendra mas violencia: la gente responderá a la amenaza agresivamente, negando la información, y convirtiendo ese hecho en una característica personal.
Cuidado!

Federico Díaz Mastellone dijo...

Amarillo... con sabor a rancio

:)

Gracias, Carlos.

Federico Díaz Mastellone dijo...

Gracias, Ariel H.

;)